Clubes de lectura se mudan a Internet y están en auge

Silvia Ardila

, COLOMBIA

Cuando la realidad se vuelve abrumadora y cuando no podemos salir a la calle, los libros se convierten en refugios para pensar en algo diferente y vivir nuevas historias. Pero, además de abrirnos un mundo interior, los libros permiten espacios de socialización como son los clubes de lectura. En los últimos meses, hemos visto un auge en el interés por participar en ellos debido a la situación actual, pero también gracias a la virtualidad.

Un club de lectura no se trata solo de varias personas que se ponen de acuerdo para leer el mismo libro. La interacción de un club de lectura va más allá, pues permite generar intimidad entre los miembros debido a que los libros abren muchas ventanas y permiten reflexionar sobre diversos temas, generan un lugar para pensar en otra realidad, unen personas con un interés común, ayudan a que las personas lean más y a descubrir nuevos intereses.

Y aunque en un espacio físico es una gran experiencia, de forma virtual también se pueden fortalecer estos vínculos con encuentros semanales o mensuales según la modalidad de cada espacio.

TE INTERESA: Ventas en línea, el reto de las librerías colombianas durante la cuarentena

Variedad de clubes de lectura

Existen muchas formas de participar en clubes de lectura, algunos son cerrados y otros abiertos. Puede ser con un grupo de amigos amantes de los libros que simplemente quieren encontrarse una vez al mes. Estos son algunos ejemplos:

Qué opina la gente

Les preguntamos a varias personas que participan en clubes de lectura por qué lo hacen y estas fueron algunas de las respuestas que obtuvimos:

  • Escuchar nuevos puntos de vista: “Me gusta pertenecer a un club de lectura porque  me permite escuchar nuevas interpretaciones y puntos de vista sobre un mismo libro, pasar un rato agradable que me saca de la rutina. Me ha hecho salir de mi zona de confort, porque no leo solo lo que me interesa, sino que me animo a leer otras cosas”, Liliana.
  • “Me gusta mucho compartir en el club, porque parece que un libro tuviera muchas versiones. Cada persona lo lee con sus ojos y desde su coyuntura que hace que las conclusiones del libro sean muy variadas”, Diana.
  • Hablar con otros amantes de la lectura:Decidí participar en un club para poder discutir libros con otros amantes de la lectura, algo así como lo que pasa con las series, pero lograr que varias personas lean el mismo libro al tiempo solo puede pasar en un club.  Me ha gustado porque se crea comunidad, no solo en cuanto a las lecturas mensuales, sino en cuanto a cambiar un poco lo que uno tiende a leer. Amplía el horizonte literario. Y en mi club de lectura he sentido un espíritu de generosidad inmenso, todos compartimos libros, hacemos canjes”, Juliana, Bogotá.
  • Sacar tiempo para la lectura y hablar de otras cosas: “El club nos obliga a leer, lo cual no es obligación sino placer, pero por lo mismo a veces queda relegado en mi tareas. Con el club nos damos ese ánimo de darle a la lectura la importancia que merece y, además, nos ha llevado a hablar de temas que nunca tocamos, como el papel de la mujer y el duelo, que son cosas de las que a veces no se habla y nos dimos que cuenta de que podíamos hablar de muchas cosas”, Eliana, Cartagena.
  • Socializar por medio de los libros: “No tengo a nadie en mi círculo cercano con el que haya creado la dinámica de hablar de libros. Este grupo me ha ayudado a desahogarme un poco en cuarentena”, Jose Miguel, Bucarmanga.
  • “El poder compartir un gusto con personas diferentes a mi círculo cercano, poder conocer diferentes tipos de lecturas, llegar a géneros que no pensaría en leer, el poder ver que hay personas que comparten las mismas ideas y gustos literarios. Por compromiso y por curiosidad de conocer más acerca de autores que se comparten en el grupo.  He leído más y me ha ayudado mucho a reconfortar la mente en momentos difíciles”, Roxana, Bogotá.
  • Conocer nuevos horizontes literarios: “Me gusta investigar los demás libros de los que hablan en el club, a ver si me alcanza el tiempo – y el bolsillo para todo lo que quisiera leer”, Sandra, Bogotá.
  • Vivir un espacio fuera de la realidad: “El club siempre ha sido ese espacio que me aleja de la rutina, que me hace olvidar un poco lo que sucede día a día, me desconecto de la realidad y solo importa el libro que estamos discutiendo”, Keren, Cartagena.

Imagen: Pixlr/Thought CatalogFollowMessage

One Comments

  • Zudelmira 12 / 11 / 2020 Reply

    Hola ! Estoy interesada en ingresar a un club de lectura acá en Barranquilla me podrían orientar ? Gracias

Deja una respuesta