¿La bisagra del Motorola Razr duraría solo un año? No del todo

El portal CNET consiguió un robot de ScuareTrade, llamado FoldBot, que sirve para abrir y cerrar teléfonos con pantallas plegables. El robot fue usado en 2019 para probar el número de veces que se puede abrir y cerrar un Galaxy Fold, y este año no se resistieron en probarlo con el reciente Motorola Razr, que se anunció el año pasado.

Para los fanáticos de Motorola, lamentablemente el teléfono no pasó de los 27.000 pliegues, mientras que el Galaxy Fold alcanzó los 120.000. Además, reseña CNET, si un estadounidense promedio revisa su teléfono 52 veces al día, serían 18.980 pliegues al año.

Sin embargo, Motorola no tardó en manifestarse a través de un comunicado y explicó que el método de prueba utilizado no fue el adecuado y que ‘confían plenamente en la durabilidad del Razr’.

“…por lo tanto, cualquier prueba que se ejecute con esta máquina ejercerá una tensión indebida en la bisagra y no permitirá que el teléfono se abra y cierre como se esperaba, lo que hará que la prueba sea inexacta. 
Lo importante para recordar es que durante el desarrollo del Razr, este se sometió a pruebas de resistencia de ciclo extensas, y la prueba de CNET no es indicativa de lo que los consumidores experimentarán al usar este dispositivo en el mundo real.”

Motorola

TE INTERESA: Finalmente Instagram Deja Que ‘Influencers’ Hagan Dinero Con IGTV

¿Un defecto en el diseño del Motorola Razr?

  • La bisagra al principio estaba algo rígida. Sin embargo, se fue aflojando poco a poco a medida que era accionada a mano por el personal de CNET.
  • En los últimos minutos de la prueba con el FoldBot, la bisagra del teléfono mostraba una fuerte resistencia a abrirse y cerrarse por completo.
  • Después de la prueba, la bisagra del Razr estaba algo rígida y no podía ser plegada por el robot. Sin embargo, sí se pudo a mano por el personal de CNET.
  • EL FoldBot no está diseñado para hacer este tipo de pruebas con un Motorola Razr ya que fue diseñado para un Galaxy Fold. Por lo tanto, la prueba que se realizó con esta máquina ejerció una fuerza indebida en la bisagra y no permitió que el teléfono se abriera y cerrara adecuadamente, resultando en una prueba inexacta.
  • El Motorola Razr, afirma el fabricante, se sometió a pruebas de resistencia extensas durante el desarrollo del producto, y el experimento hecho por CNET no fue indicativo de lo que se experimentaría si usas este teléfono en la realidad.

Imagen: Motorola.

Deja una respuesta