Un software puede vigilar si copias en un examen en línea

Luis López

, INTERNET

Varias escuelas y universidades de Estados Unidos están usando herramientas de supervisión para que los estudiantes no hagan trampa cuando presenten un examen en línea. Sin embargo, no han tenido los resultados deseados o simplemente ‘no funcionan’.

Antes de explicar la razón de lo que mencioné anteriormente debes saber que este software tiene la capacidad de bloquear tu PC, grabar tu rostro y escanear tu cuarto para evitar que te copies en un examen en línea. Y si se te llega a ocurrir desviar la mirada, voltear o tener una conducta que el software ‘considere’ inadecuada; este te saca de la evaluación. El problema detrás de estas medidas es que no fueron preparadas para considerar, según The New York Times, las condiciones de las personas, es decir su raza, discapacidades, etc.

Uno de los ejemplos clave para describir en contexto de este asunto es el caso de Sabrina Navarro, una estudiante veinteañera que está cursando el tercer año de la Universidad Estatal de California. Ella tiene un tic nervioso crónico que no reportó en la oficina de servicios de discapacidad de su universidad, porque lo había ocultado ‘muy bien’ durante toda su vida y no lo vio necesario. Al llegar al examen no pudo ocultar su tic del todo, debido a que este tipo de trastornos sobresalen cuando la persona está estresada o nerviosa. En definitiva, perdió la prueba y tuvo que solicitar adaptaciones posteriormente.

TE INTERESA: Así Serán Los Líderes Del Futuro De Lengua Hispana Y Portuguesa

Qué debes saber

  • Mike Olsen, director ejecutivo de Proctorio (una de las herramientas de las que estamos hablando), dijo en una entrevista que su software no penaliza a los estudiantes por las infracciones detectadas. En cambio, eran los profesores los que decidían los parámetros que el programa usaba para sus detecciones. Por ejemplo, el levantarse de la silla o mirar hacia otro lado.
  • Hubo el caso de una estudiante a la que le encargaron cuidar de sus hermanos menores de 18 y 8 años justo cuando tenía que presentar su examen. Cuando su hermano menor golpeaba puertas o hacía alguna travesura, ella intentaba no apartar la mirada de la pantalla, porque sabía que podría afectar su evaluación.
  • En una ocasión, un software llamado ProctorU antes de la prueba hacía un escaneo de 360º de la habitación. Allí, el supervisor del examen no sabía que una de las adaptaciones contemplaba tener agua y algo de comer en el escritorio. De este modo, tuvo que pausar el examen para corroborar la información.
  • Hay veces que el software comienza a fallar constantemente haciendo que el evaluado no pueda concentrarse y en algunos casos los expulsan de este como si se hubiesen copiado.

“Cada vez que me interrumpía, perdía el hilo de mis pensamientos y tenía que releer el pasaje”.

T. Sydney Bergeron Mikus, estudiante del Instituto LSAT

Imagen: Etienne Girardet, vía Unsplash.

Deja una respuesta