Descubren cómo hacer baterías que no afecten al planeta

Julimay Cruz

, CIENCIA

Las baterías que se utilizan para los celulares y carros eléctricos generalmente son de iones de litio y contienen una buena cantidad de cobalto, un elemento químico que aumenta su rendimiento pero reduce la seguridad. Ese mineral, según explica la revista Wired, es escaso y tóxico. Su papel consiste en ubicarse en el electrodo de carga negativa de una batería, estabilizarla y aumentar su densidad de energía. Con estas premisas, un equipo de investigadores de la Universidad de Texas realizó un experimento eliminando y sustituyendo el cobalto por níquel, otro elemento químico.

Según el informe, las baterías de níquel tienen una densidad de energía menor a las comunes de cobalto. Sin embargo, pasaron las pruebas de funcionamiento con voltaje alto y tasas de carga similares. Los investigadores hicieron incluso la prueba de los 1.000 ciclos de carga y descarga completa de las baterías de níquel, lo que representa toda la vida útil de las baterías universales de cobalto.

Lo que resalta de este experimento es que, aunque no son los primeros investigadores que realizan este tipo de investigación, sí obtuvieron resultados prometedores. Es decir, la duración de la batería y la densidad de energía no comprometieron el rendimiento de estas, por lo que podrían ser comerciables.

TE INTERESA: Yamamoto, En Japón, Prohíbe El Celular Mientras Caminas

Más resultados de estas baterías más ecoamigables

  • Arumugam Manthiram, director del Instituto de Materiales de Texas en la Universidad de Texas, parte del equipo de investigadores, dijo que utilizaron técnicas especializadas para mezclar los ingredientes a nanoescala. Como resultado, obtuvieron un polvo finamente mezclado de hidróxidos metálicos que se hornean con hidróxido de litio para crear el material utilizado en las baterías de níquel.
  • En las pruebas vieron que el rendimiento de las baterías de níquel es similar a las de cobalto, incluso con diferentes velocidades de carga y con cientos de ciclos de carga. Y aunque tuvieron una densidad de energía inferior, Manthiram, líder de la investigación, dice que eso se puede arreglar refinando aún más su química.
  • Las baterías de níquel podrían integrarse con los procesos de fabricación de baterías ya existentes.
  • Compañías como Panasonic y Tesla buscan reducir o eliminar el contenido de cobalto en las baterías de sus productos.

“Una alternativa libre de cobalto que pueda competir con los electrodos que contienen cobalto es muy emocionante”.

Greg Less, director técnico del Laboratorio de Batería de la Universidad de Michigan.

Imagen: Alexander Andrews, vía Unsplash.

Deja una respuesta