US$200: eso cuesta en Rusia obtener los datos registrados por cámaras

Luis López

, SEGURIDAD

Anna Kuznetsova, una activista de los derechos digitales de la ciudad de Moscú, Rusia, pudo comprar su propia información proveniente del sistema de reconocimiento facial nacional. Todo empezó cuando notó que en Telegram, una app de mensajería, varios vendían por alrededor de 200 dólares (16.000 rublos) esta información. Entonces, ella decidió transferir el dinero y enviar una foto de ella a uno de los anunciantes. Luego, este a los dos días le envió, dijo The Verge, un extenso informe con su actividad del mes anterior. Es decir, todos sus movimientos dentro de la ciudad, una información que se encontraría solamente en el sistema policial.

La ciudad rusa, reseñó la Fundación Thomsom Reuters, tiene un aproximado de 105.000 cámaras, las cuales se instalaron para que los criminales se lo piensen dos veces antes de delinquir. Sin embargo, no existen regulaciones que controlen que un funcionario corrupto lo haga por medio de un soborno o se dedique a vender dicha información a un tercero para lucrarse. O sea, las leyes no aclaran cómo y de qué manera los policías pueden acceder a los registros de las cámaras de vigilancia. Tampoco, hay mecanismos de supervisión judicial o pública para controlar dichos actos.

TE INTERESA: Niantic planea hacer un mapa del mundo real con Realidad Aumentada

Qué debes saber

  • Después de que se conociera el incidente, las autoridades de ese país iniciaron una investigación contra dos funcionarios policiales. No obstante, los activistas dijeron que eso era solo una parte de un problema más grande. Además, la activista de 20 años presentó una demanda para detener el programa. La finalidad de esta es que se implementen procedimientos más transparentes para el uso de esta tecnología.
  • La joven estaba trabajando como voluntaria para un grupo que investigaba las brechas en el sistema de vigilancia que hay en Moscú.
  • El informe que le entregó el vendedor incluía:
    • Una lista detallada de todas las direcciones en las que las cámaras de la ciudad la habían reconocido el mes anterior a la solicitud.
    • 79 fotos en las Kuznetsova fue reconocida por las cámaras. Estas acompañadas con horarios y direcciones.
  • Este tipo de datos podrían ayudar conocer:
    • Imagen y dirección de su casa.
    • Lugar y tipo de trabajo.
    • Hábitos de la persona.
    • Horarios de entrada y salida del hogar (que podrían aprovechar para robarlo).
  • Algunos críticos señalan que, si bien es cierto que los sistemas de vigilancia con reconocimiento facial han ayudado a reducir el crimen eficientemente, se logra a costa de la pérdida de la privacidad y una vigilancia constante.
  • En una encuesta que hizo hace poco el Centro Levada, una encuestadora rusa independiente, determinó que nada más el 7% le preocupaba que esto viole los derechos civiles y la libertad democrática. Esto se debe a que efectivamente sí logró reducir el crimen.

“Cualquier loco puede acecharte usando esto; los delincuentes pueden comprobar cuándo y dónde vas y robarte en tu apartamento o hacerte daño…Cualquier cosa puede suceder”.

Anna Kuznetsova.

Imagen: teguhjatipras, vía Unsplash.

Deja una respuesta